27 de abril de 2010

Mi Soundtrack

video

Cantando de 6 años con lente 'Ojo de Pescado'


La música siempre ha formado parte de mi vida. Creo que es algo realmente inevitable considerando la mezcla de géneros que llevo en mi sangre y corazón. De pequeña, solíamos escuchar música Brasilera todo el tiempo. Una de mis mayores sopresas fue enterarme de que ese tipo de música solo se escuchaba en Brasil. Con la excepción de Xuxa, todos los otros cantantes solo los conocía yo en el colegio en Caracas. Era inconcevible para mí que solo mi hermano y yo supiéramos la letra de ‘Outra Beleza’ de Paralamas Do Sucesso.

Yo fui parte del clan que amaba a Juan Corazón. Me preguntaba varias veces si en verdad el gordo, el bajo, el alto, y el flaco se encontraban en la esquina del café de la ciudad. Nunca fuí gran fanática de Popy, pero las Payasitas Ni Fú Ni Fá eran mi alegría. No había mejor fiesta que en la que se bailaba “Kikikí cococó guru-guru-guru-guru-gú cuac-cuac” En España no me dejé envolver por el Flamenco ya que mis papás escuchaban Juan Luis Guerra convirtiéndolo en mi ídolo y mi canción favorita “Quisiera Ser Un Pez.”

La música tiene la cualidad de consolarte en los malos momentos y traerte más alegría en los buenos. Las canciones que escuchamos no hacen si no formar parte del soundtrack de nuestras vidas. Solo con escuchar una canción podemos llenarnos de todo tipo de recuerdos inmediatamente. Para mí, la canción de “La Puerta” de Luis Miguel y “El Vendedor” de Mocedades (si, yo sé, medio pavoso) siempre me llevarán a mis vacaciones en Margarita. Las escuchábamos una y otra vez, y aún chiquiticos nos sabíamos las letras de cada canción perfectamente. Y lo que más deseaba era entender qué significa vender la paz de un niño durmiendo. Eso se puede comprar?

Hay una canción para cada momento y cada ocasión de nuestras vidas. La canción “La Familia” de Pimpinela (yo sé, pavosita también) siempre me recordará a mi familia, pues nos describe a la perfección. Ya que realmente todos hablan a la vez, pero cuando las cosas van mal, a tú lado siempre están.

Con los años la música se va convirtiendo en un motivo para estar enamorado o despechado. En la adolescencia (o la temible aborrecencia, como le dice mi tía Lady Di) la música solo se convierte en un sueño. Nos imaginamos al Príncipe Azul cantándonos y dedicándonos una y otra canción, que nos digan Te Quiero, Te Quiero, Te Quiero mientras nos miran a los ojos. Tal cual comedia romántica fresita, ideal para ver en un avión. La música es tan importante en mi vida, que terminé enamorada de un cantante. No hay nada más rico que te escriban una canción y te la canten al oído.


Estoy segura que cada uno de nosotros podría crear un soundtrack llenando los momentos más importantes de nuestra vida. Recordando cómo la música ha formado parte de los mejores momentos de nuestra vida o cómo a veces una melodía fue suficiente para levantar nuestro ánimo. Una buena canción es capaz de inspirarte y motivarte a comenzar de nuevo, enamorarte, rehabilitarte y ponerte una sonrisa en la cara.



8 comentarios:

  1. jajajajaja fabi que buen video! no he parado de reir!! estabas demasiado inspirada, me encanto esta entrada! =)

    ResponderEliminar
  2. jaja yo sé demasiado graciosa! lo que más me gusta es como tengo clara la letra.. "pasar la noche fea" jaja

    ResponderEliminar
  3. jajajajaj demasiado bueno, me rei a carcajadas. Si un cazador de talentos ve el video seguro te contrata y ni hablar de Osmel Sousa, seguro que para Miss jajaja

    ResponderEliminar
  4. Que tal Faby? Esto fue antes de convertirte en cisne?
    Cualquiera no revela sus secretos..ja,ja,ja.

    ResponderEliminar
  5. jajaja bueno que puedo decir jaja es un poco miedoso el video pero bueno..ni modo..como dice mi mamá.. a uno lo tienen que conocer en todas sus facetas. jaja
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajajajajajajaj en verdad parecías un pez!! jajajjjaja que risa!

    Jess

    ResponderEliminar
  7. Jajajajajja Fabiiiiiiiiiiiiiiiii no habia podido ver el videooo habia leido la entrada por el cel! ESTA BUNISIMO, me rei demasiado! Soy Andrea

    ResponderEliminar
  8. la paz de un niño durmiendo se puede alcanzar luego de conocerte a ti, eres maravillosa XD

    ResponderEliminar